Rojo que te quiero rojo

Hola! De nuevo por aquí para enseñaros un look de primavera - verano.


En ésta ocasión he elegido un vestido muy cómodo y además de eso, creo que es súper versátil; lo mismo sirve para un paseo en la playa, para tomar el aperitivo el fin de semana que para salir a un buen chiringuito nocturno.

El vestido por sí solo viste, sin necesidad de añadir accesorios. Me ha encantado el tejido, de hilo blanco y rojo, el largo que tiene y por supuesto, la espalda tan original.

Mi recomendación para ponéroslo es utilizar un suje frontal de silicona, profundizaré sobre éstos asuntos otro día o bien un sujetador cruzado a la cintura porque es verdad que tiene una espalda atrevida que sería una lástima estropear con un sujetador tradicional.

No me enrollo más, espero que os guste! 







 






Vestido: Zara TRF
Sandalias: Bershka