Aceite de coco


¡Hola chicos y chicas! Estoy por aquí para enseñaros todo lo que he aprendido y conozco de este producto hoy en día, tan popular. Actualizaré el post y os avisaré si me entero de más cosas que os puedan interesar sobre el aceite de coco y sin enrollarme más… ¡allá vamos!


El aceite de coco o manteca de coco es un aceite vegetal que se obtiene al prensar la carne de dicho fruto, proceso por el que se obtiene un líquido que contiene un 90% de ácidos grasos, vitamina E y K y Hierro. Al ser tan graso, su proceso de oxidación es bastante lento, por lo que se mantiene a temperatura ambiente hasta una duración de 6 meses sin que se ponga malo.

Los ácidos grasos saturados que contiene son: el ácido láurico, caprílico, cáprico y ácido mirístico que poseen propiedades antimicrobianas, antibacterianas, antivirales y antifúngicas que actúan frente a los virus, las infecciones como las vaginales por candidiasis, cándida y aftas, también se recomienda para tratar infecciones por hongos o la tiña.

Además se dice que ayudan a controlar la presión arterial alta, tratar la enfermedad de Crohn, reducir los niveles de colesterol y combatir infecciones bacterianas.

Es por todo esto que, el aceite de coco esté en auge y todo el mundo hable de él. No es para nada un nuevo producto, sino que ha existido siempre pero, gracias a que las grandes marcas de supermercados, nutrición y cosmética han empezado a comercializarlo, incluirlo en sus productos y a hablar de él… el aceite de coco está de moda!!

El aceite de coco es un aceite sólido que al calor pasa a ser líquido. Podrás calentarlo por fuente de calor externa o con el propio calor corporal para su uso cosmético.

¡Precaución! Cualquier uso debe probarse antes con una pequeña cantidad o bien tomada o bien aplicada en una pequeña zona de la piel pues, aunque son raros los casos de reacciones alérgicas o intolerantes al aceite de coco, éstas pueden producirse.

Pero ¿quieres saber más? ¿Conocer sus usos? Pues te invito a que te quedes!

Una vez que ya sabemos, qué es y de qué se compone, vamos a conocer dónde adquirirlo.

Como te decía, los principales supermercados y tiendas de alimentación ya disponen de este aceite en sus estanterías, pero, ¿qué debemos tener en cuenta al comprar aceite de coco?

Pues bien, no todos son iguales y es que algo que debes tener en cuenta al comprarlo es que el aceite sea orgánico y virgen extra. Debe además estar prensado en frío y no debe tener aditivos, el motivo es que al no haber sido sometido a altas temperaturas, sus propiedades se mantienen durante el proceso de extracción sin alterarse.

Algunas marcas recomendadas son:

Una de las mejores marcas es COCONOIL, es un aceite de coco que tiene buenísima fama pero, reconozco que su precio es bastante elavado. Otros, son el de la marca Second Glance Beauty y el de la marca Naissance.

¿Y qué hay de los que venden en el super mucho más accesibles y económicos? Pues bien, también son buenos. La diferencia con los anteriores suele ser que el envasado varía y por ello, el aceite de coco de los supermercados y demás al haber sido más manipulado, bajan su precio. Los primeros que te mencionaba son envasados en su origen y es por esto, que se cree que conservan mejor todas sus propiedades y no han sido alterados en el proceso de manipulación.

Y una vez explicado tooodo esto, vamos con los usos que puedes dar a este maravilloso aceite, para mí indispensable en casa.

ACEITE DE COCO PARA EL CUERPO: El aceite de coco en general es un potente hidratante con propiedades antibacterianas, antimicrobianas, etc… como ya hemos visto anteriormente. Te explico algunos de sus usos:

Desmaquillante: Cuando quieras demaquillar con aceite de coco, utiliza unas gotas sobre un algodón mojado y frota por todo el rostro, aclara con abundante agua tibia.

Otra opción es coger aproximadamente media cuchara de café y disuélvela con el calor de tus manos, extiéndelo sobre el rosto y reparte con la yema de los dedos, lo dejamos actuar unos minutos y lo retiramos con un disco de algodón o con una toalla o bayeta de microfibra, que utilices específicamente para la limpieza del rostro. Luego, continúa con tu rutina facial. El aceite de coco como desmaquillante es menos agresivo con la piel que cualquier producto desmaquillante.

Jabón facial: Su uso es similar al anterior, aunque no vayas maquillada, se puede utilizar en la rutina facial como limpiador. Indicado para pieles sensibles y enrojecidas. Además por sus propiedades antibacterianas y antifúngicas hacen que actúe de forma positiva contra la dermatitis atópica o si tienes algún granito.

Crema antiacné: Se suele pensar que los aceites son incompatibles con las pieles grasas o con tendencia acnéica pero tengo que deciros que esto no es así. Los aceites son necesarios también en este tipo de pieles pues, como todas deben ser hidratadas y lo más importante, deben mantenerse humectadas; y el producto que más ayuda a mantener la humedad de la piel son los aceites y en concreto, el aceite de coco está muy recomendado para pieles acnéicas por sus propiedades antimicrobianas, ayuda a combatir las bacterias y microbios que provocan el acné. Además el aceite de coco, por su contenido en Vitamina E, ayuda a reducir la producción de sebo.

Para este uso, lo recomendable es aplicar con las manos sobre las zonas afectadas y dejar actuar durante 20 minutos, aclarar con agua tibia hasta su total eliminación.

Crema facial nocturna: Si tienes la piel deshidratada y desnutrida, lo mejor es que aproveches la noche y el descanso para repararla. Aplica con la piel limpia y seca con las manos, masajeando en círculos para ayudar a su absorción. Duerme con ello y a la mañana siguiente, limpia el rostro como habitualmente. Puedes utilizarlo todos los días o alternarlo con otros productos y tratamientos dependiendo del nivel de sequedad, desnutrición e irritación de tu rostro.

Además, si tienes los poros dilatados, utilizado durante la noche, el aceite de coco ayuda a reducirlos. Puedes aplicarlo sólo en aquellas zonas donde lo necesites antes de utilizar tus productos de noche, por ejemplo, la nariz.

Exfoliante facial: Puedes mezclarlo con azúcar o bicarbonato y formar una pasta y frotar el rostro con ellos o bien con las manos o bien con un cepillo facial. Natural y con productos que hay en casa. Como sabéis en pieles grasas la exfoliación es recomendable realizarla de dos a tres veces en semana y en pieles secas y sensibles una vez en semana.

Si tienes manchas en la piel, utilízalo con bicarbonato mezclado con el zumo de medio limón, lo que ayudará a que aclaren.

Exfoliante corporal: Mézclalo con azúcar morena o sal y frota sobre la piel o bien con las manos, con un cepillo corporal o con un guante de fibras, dependiendo del nivel de exfoliación que estés buscando.
Mi recomendación es hacer la mezcla al usarlo como exfoliante cada vez que queramos utilizarlo y no guardarlo o conservarlo. Ten en cuenta que el aceite volverá a solidificarse y para volver a utilizarlo tendrás que calentar de nuevo lo que deshace los granos de azúcar, bicarbonato o sal que hayas utilizado en la mezcla, perdiendo por tanto su función.

Bálsamo labial: Por su alto poder hidratante, actúa perfectamente como bálsamo labial. Si quieres llevarlo en el bolso, puedes comprar un tarro vacío en algún comercio y con una paleta o cuchara limpia y esterilizada, rellenarlo. Deberás tener cuidado de cerrar bien y que el bote sea hermético porque con el calor el bálsamo se derrite, así que en días de calor cuidado! No te manches el bolso.

Si disuelves el aceite con calor externo y añades un restante de labial o incluso de alguna sombra de ojos que tengas en las últimas, harás un bálsamo labial con color.

Para los labios, también puedes mezclarlo con un poco de azúcar moreno y frotar si los tienes con pellejitos o simplemente quieres exfoliar el labio y su contorno.

After-Sun: Actúa como hidratante y antiinflamatorio de la piel tras la exposición al sol ayudando a calmar el enrojecimiento y la irritación. Sin embargo al utilizarlo como after-sun hay que tener en cuenta que lo recomendable es aplicarlo sobre la piel húmeda, esto provoca que la humedad que necesita la piel tras la exposición al sol se recupere y se conserve pues el aceite crea una capa que evita ésa evaporación y además aplicarlo con la piel húmeda evitará el taponamiento de los poros.  

Fortalecedor de pestañas: Puedes aplicarlo por las noches de raíz a puntas. Habrás de coger una parte del producto y licuarlo en la palma de tu mano, aplica con la yema desde la raíz. Si quieres, puedes utilizar un bupillón específicamente para este uso, que esté limpio y desinfectado para aplicar y extender correctamente por todas las pestañas. Verás como en poco tiempo notas las pestañas más gruesas y fuertes.

Antiarrugas de expresión: Por su contenido en vitamina E y K, ayuda a rellenar la piel y evitar los radicales libres que provocan el envejecimiento de la misma y ayuda a la producción natural de colágeno. Lo recomendable es aplicarlo en aquellas zonas que queramos corregir con movimientos suaves y circulares para ayudar a su absorción y dejar actuar. Encima podemos aplicar nuestra crema facial nocturna, por ejemplo, con cuidado de no retirar el producto al aplicarla.

Crema para afeitar: Si tienes la piel sensible y al afeitarte (tanto hombres como mujeres) siempre acabas con la zona dañada, puedes utilizar aceite de coco o bien mezclado con tu producto de afeitado habitual o bien directamente con la piel húmeda para evitar la irritación y el enrojecimiento.

Hidratación en los pies, codos y rodillas: Muchos somos los que necesitamos una hidratación más profucda en estas zonas que en el resto del cuerpo y el aceite de coco está para ayudarnos.

En el caso de las rodillas y los codos, lo recomendable es exfoliar previamente. Posteriormente con ellos limpios y secos, aplicar una generosa capa de aceite de coco casi sin licuar y dejar actuar toda la noche o durante horas. Notarás que la sequedad desaparece, la zona se hidrata y se suaviza.

En los pies, lo ideal es aplicarlo durante la noche, extendiendo una generosa capa sobre todo en la zona de la yema de los dedos, la parte delantera de apoyo del pie y el talón y ponernos unos calcetines de algodón. A la mañana siguiente notarás el pie mucho más hidratado. Utilizado varias veces en semana, la sequedad de los pies, se mantiene a ralla.

Uso en las uñas: Si durante la manicura quieres retirar las cutículas, aplícalo y déjalo actuar unos minutos para retirar las cutículas con mayor facilidad. Además hidrata la raíz de la uña. Aplica con un suave masaje en la cutícula y borde de la uña una generosa cantidad de aceite de coco y reparte por el resto de la uña. 

Ayudará a nutrir e hidratar la uña y la piel de alrededor y además por sus propiedades antibacterianas y fungicidas, previene y protege de bacterias y hongos que pueden provocar daños en las uñas.

Uso con Psoriasis: El aceite de coco está indicado para utilizarlo en zonas afectadas por la psoriasis, ayudando a su recuperación y ayudando a mejorar esta afección. Debe utilizarse como un complemento al tratamiento indicado y nunca sin supervisión médica.

Prevención de estrías: El uso del aceite de coco también está indicado para prevenir la aparición de estrías durante un proceso de adelgazamiento o durante el embarazo, aplicándolo como hidratante en las zonas que puedan verse afectadas (glúteos, abdomen, pecho, brazos…) y masajeando para ayudar a su absorción.


ACEITE DE COCO PARA EL CABELLO

Mascarilla hidratante: Si tienes el pelo seco, estropeado y dañado, te recomiendo que pruebes a utilizar aceite de coco un par de veces en semana. Humedece el pelo y aplica el aceite de coco habiéndolo calentado previamente (cuidado que no hierva), aplícalo de medios a puntas mechón a mechón y reparte con un peine suavemente. Envuelve el pelo en una toalla y deja actuar 30 minutos, posteriormente, lava tu pelo como habitualmente. Notarás que el pelo se mantiene brillante e hidratado y recupera cuerpo y fuerza.

Anti piojos: El aceite de coco ayuda a eliminar los piojos, sí y ¿por qué? El aceite provoca que los piojos se sofoquen y dejen de permanecer en el pelo, además evita su movimiento de una zona a otra del cabello y ayuda a su eliminación.

Puedes mezclarlo con vinagre de manzana, té verde o aceite del árbol del té o ajo para potenciar su propiedad anti piojos sin estropear el pelo como ocurre con los productos químicos.

Se aplica una generosa cantidad desde la raíz hasta las puntas y mesajear el cabello. Posteriormente tapar con un gorro de ducha o papel film y dejar actuar toda la noche, unas 8 horas. A la mañana siguiente, pasaremos la lindrera y lavaremos el pelo como habitualmente.

Anti Frizz: Si estás cansad@ del encrespamiento del cabello, el mejor producto anti frizz natural es el aceite de coco. Coge una pequeña cantidad y licuala con las manos, reparte con el cabello seco y peinado, con cuidado de repartir bien y no dejar una gran cantidad de producto para evitar un aspecto grasiento. Puedes aplicarlo también antes del secado o el planchado.

ACEITE DE COCO EN LA COCINA

Su uso en cocina es como el de cualquier otro aceite pero junto con el aceite de oliva es el más recomendado para su ingesta. Existen aceites de coco en el mercado sin sabor, por lo que no te preocupes… nadie quiere un filete a la plancha con sabor a coco jejeje…

Sus beneficios son:


  • Es una fuente de triglicéridos de cadena media, los cuales nuestro cuerpo transforma rápidamente en energía y no los almacena en forma de grasa.
  • Sus beneficios y propiedades no cambian al calor del cocinado como ocurre con otros aceites.
  • El uso del aceite de coco en la cocina, ayuda a la digestión, especialmente a aquellas personas que no tienen vesícula biliar o personas con la enfermedad de Crohn
  • Es una potente fuente de energía, por eso está indicado para los niños
  • Ayuda al funcionamiento del sistema inmunológico
  • Estimula el metabolismo, por eso, se recomienda usar en dietas de adelgazamiento. Ayuda a eliminar la grasa abdominal
  • Refuerza la función tiroidea
  • Indicado para personas con diabetes pues evita los picos de subida de la insulina en sangre
  • Reduce la necesidad del cuerpo de tomar azúcar en mayor medida que los carbohidratos
  • Favorece la salud cardiovascular y mejora la circulación sanguínea
  • Ayuda a reducir el mal aliento
  • Reducir la inflamación de las encías
  • Antiséptico natural
  • Reduce la placa dental y la gingivitis
  • Ataca a las bacterias causantes de las caries
  • Mezclado con bicarbonato es además, blanqueante dental
OTROS USOS

Uso bucal: antes de tu cepillado habitual, puedes cepillar tus dientes con la cantidad de una cucharilla, asegurándote de llegar a todas las zonas de la boca. Sus beneficios son:

También puedes utilizarlo en forma de enjuague por las mañanas, derriítelo previamente al baño maria y con cuidado de no quemarte, por favor. Enjuaga durante dos o tres minutos. Al desecharlo, hazlo en el cubo de la basura o recipiente, nunca en el lavabo pues, como sabes al frío solidifica y puedes obstruir tus cañerías.

Uso en cremalleras: Si tienes una cremallera que sube o baja mal o que se atasca, pueden impregnarla con aceite de coco. Al ser prácticamente transparente, no se nota prácticamente su presencia, aunque has de tener cuidado porque como cualquier otro aceite, sí mancha y además, al aplicarlo con la mano conseguirás que esté prácticamente limpio pero como posteriormente solidifica al frío, la cremallera se mantendrá a raya por más tiempo.

Uso en perros: Los perros también necesitan hidratación, sobre todo en la nariz o trufa, el pabellón de la oreja de aquellos perros que no tienen prácticamente pelo en esta zona y en las almohadillas. En estas tres zonas, es recomendable que apliques aceite de coco una vez en semana. Además cuando salgas a la calle en horas de sol o en verano, en la trufa y zonas blancas de poco pelo deberás aplicar protector solar a tu mascota, al llegar a casa aplica también aceite de coco para calmar y evitar la sequedad y quemaduras en estas partes del cuerpo.

Y vosotros, ¿conocéis algún uso o propiedad más? ¿Has probado alguno de los usos que te he contado? Te agradecería que lo compartieras con todos nosotr@s y que nos cuentes tu experiencia, te espero en los comentarios!!

Un muuuak enorme, gracias como siempre por estar ahí.


*Toda la información aquí facilitada, es un recopilatorio de información y usos personales que yo misma hago con este producto. En ningún momento pretende ser una indicación profesional, médica o experta del producto.